12 septiembre 2014

Tumbet mallorquin




Siguiendo en mi empeño en publicar  recetas tradicionales, esta vez le ha tocado al tumbet mallorquín, éste es un plato totalmente mediterráneo y de mercado, de hecho en su origen solo utilizaban el excedente de berenjenas, tomates, pimientos, patatas... etc.

El del  tumbet mallorquín se puede tomar tanto frio como caliente, y se sirve tanto como plato principal, como de acompañamiento a carnes, pescados, en mi caso, hoy lo hemos comido con unos fantásticos huevos fritos de corral.

08 septiembre 2014

Berenjenas de Almagro





Si hay un encurtido que me gusta son las berenjenas de Almagro, rara es la vez que no están presentes en algún aperitivo. Por eso cuando el otro día mi amiga Gema me dijo que su madre Toñí, manchega de Almadén, las estaba preparando, no pude resistirme y le dije que quería la receta. 

Cual no sería mi sorpresa cuando a los pocos días mi amiga vino no sólo con la receta familiar de las berenjenas, sin además con un buen frasco de ellas. Así es que ésta vez no he preparado yo éstas riquísimas berenjenas, tan sólo he fotografiado.. y lo que es mejor ¡me las he comido y disfrutado!

02 septiembre 2014

Espiral de zanahoria y mermelada de naranja




Como ya sabéis me encanta la repostería, sobre todo la tradicional me pierde, por eso cada vez que cae en mis manos una receta que no conozco, estoy deseando prepararla.

Lo mismo me ocurre, cuando viajo, cada vez que paso por delante de una pastelería de otro país, se me van los ojos y no puedo pasar sin entrar en ella y comprar todo lo que me llama la atención. Cuando vi esta receta portuguesa a mi querido amigo Luis, de My european cakes,  me llamó la atención la humedad y jugosidad de ésta espiral de zanahoria y no he podido resistirme a prepararla.

29 agosto 2014

Pollo asado con romero, tomillo y limón... al estilo de Carlos





Hace unos días hablando con mi amigo Carlos, que es un gran cocinillas, me comentaba su forma de asar el pollo, he probado a hacerlo como él me dijo y la verdad es que ha salido buenísimo, su secreto está en asarlo con la pechuga hacía abajo, para que de esta manera, esté en contacto con los jugos que suelta el pollo y resulte mucho mas tierna y sabrosa.