16 diciembre 2014

Magret de pato con salsa de naranja caramelizada #DesafioBra



Desde que me propusieron el DESAFIO BRA sabía que hiciese lo que hiciese sería algo que comenzase en la placa de la cocina y  terminaría en el horno por eso me decanté por cacerola baja Efficientdada la versatilidad de la colección Efficient,

En un principio pensaba preparar una fideuá, ideal para preparar en ésta cazuela, de hecho ya la he preparado varias veces con mi cacerola baja Efficient,  y es ideal pero no ha habido forma de poder hacer las fotos, por la insistencia de mis hijos que esperaban impacientes para poder comérsela. 

Así que aprovechando que la Navidad a la vuelta de la esquina, me he decidido por preparar un plato mas festivo, muy sencillo de elaborar y que seguro que sorprenderá a mas de uno por su sabor y 
vistosidad.

He preparado también en ésta cacerola las naranjas confitadas que acompañan al magret, y que me encanta tener en casa para cualquier ocasión, tanto como postre como para acompañar alguna carne, en especial la de caza. Si queréis ver la receta, podéis pinchar AQUÍ.

En ésta ocasión, tanto para preparar la salsa como para hacer las confitadas he utilizado unas magnificas magníficas, naturales y exquisitas naranjas de la familia Serra recién cogidas del árbol y que La mejor naranja pone en tu mesa en menos de 24 horas.









Simplemente recordaros que hasta el día 24 podéis participar en el Sorteo de Navidad que hemos organizado Cappuccino Factory y yo, cuyo premio consistirá en un diseño gráfico para vuestra web. Si estáis interesados, tan solo tendréis que dejar un comentario AQUÍ. ¡Animaros a participar!


MAGRET DE PATO CON SALSA DE NARANJA CARAMELIZADA (4 Personas)

Ingredientes:

  • 2 Magrets de pato
  • Sal Maldón
  • Pimienta
  • 100 g. Azúcar
  • 3 Naranjas
  • 50 g. Mantequilla


Elaboración:

Comenzamos preparando la salsa que acompañará al magret, para ello exprimimos el zumo de las 3 naranjas y reservamos la cáscara de una de ellas procurando quitar cualquier resto de piel blanca para evitar que amargue.

Escaldamos la cáscara de la naranja, sumergiéndola en agua hirviendo un minuto,  retiramos y  volcamos sobre agua fría, sacamos y reservamos.

Ponemos el azúcar en la cacerola y hacemos un caramelo hasta conseguir un tono dorado, añadimos entonces la mantequilla y la cáscara de naranja reservada. Una vez disuelta la mantequilla, añadimos el zumo de naranja. Dejamos reducir unos minutos, apartamos a un cazo procurando mantener caliente la salsa y reservamos.

Encendemos el horno a 170º.  Mientras hacemos unos cortes transversales en la parte de la grasa de la pechuga del pato, teniendo cuidado de no llegar a la carne.

Aderezamos el magret con un poquito de pimienta a gusto. Ponemos la cacerola en el fuego sin nada de aceite y sellamos la carne por los dos lados. Retiramos el exceso de grasa y metemos en el horno 10 minutos a 170º.

Sacamos, loncheamos y servimos aderezada con un poco de sal maldón por encima y acompañada de la salsa de naranja caramelizada, alguna rodaja de naranja confitada y grosellas.



08 diciembre 2014

Turrón de guirlache.




Este año está siendo especial para mi, he vuelto a retomar recetas que forman parte de nuestra tradición y que van unidas a mi infancia cada vez mas lejana, con ello lo que he pretendido es que mis hijos sientan la Navidad como me la hicieron sentir mis padres a mi.

Recuerdo lo felices que éramos con tan poco y como mi padre nos alegraba el día cuando  a la vuelta de algún trabajo, llegaba a casa con algún detallito para mis hermanos y para mi. Todavía cada vez que veo almendras garrapiñadas, me viene a la memoria el olor de las  que nos traía mi padre de Alcalá de Henares, también recuerdo los famosos caramelos adoquines de Zaragoza,  que nunca eramos capaces de terminar y por supuesto las barritas de guirlache rematadas con anises que hacía las delicias de mis hermanos y mía.


Por eso cuando el otro vi el Torró de gat o Guirlache de Maria Dolores, sabía que no podría aguantar mucho tiempo sin hacer su receta. Dicho y hecho, ya está aquí, la he modificado un poco para tratar de darle ese aspecto que tenía en mi recuerdo y un poco la elaboración, pero básicamente es la misma.









TURRÓN DE GUIRLACHE

Ingredientes:
  • 500 g. Almendra cruda Marcona
  • 500 g. Azúcar
  • 2 Cucharadas de miel
  • Anises
  • Aceite de girasol

Elaboración:
En un cazo ponemos la miel a calentar a fuego suave, cuando empiece a burbujear añadimos el azúcar y removemos con una cuchara de madera. Agregamos entonces las almendras crudas y seguimos removiendo continuamente con cuidado de no quemarnos.

Maria Dolores
 recomienda hacer la prueba del vaso del agua para comprobar que la almendra está tostada, para ello, cuando veamos que el caramelo adquiere su color característico, sacamos una almendra y la dejamos caer en un vaso de agua para enfriarla y la probamos. No conviene tostarla demasiado, pues con la temperatura del caramelo la almendra sigue tostándose un poco mas.

Para el proceso de enfriamiento, volcamos el contenido del cazo sobre un mármol, previamente untado en aceite de girasol, estiramos y damos vueltas con unas espátulas al tiempo para nivelar el caramelo   y evitar que no se vaya al fondo, ya que si no lo hacemos así,  quedaría como una baldosa, atractivo a la vista pero duro a la hora de comer. Si queréis ver mas claramente el proceso pinchar AQUÍ.

Una vez que comprobamos que el turrón tiene el mismo aspecto por arriba y por abajo, cortamos en tiras de unos 2 centímetros y espolvoreamos los anises por encima.

Simplemente recordaros que hasta el día 24 podéis participar en el Sorteo de Navidad que hemos organizado Cappuccino Factory y yo, cuyo premio consistirá en un diseño gráfico para vuestra web. Si estáis interesados, tan solo tendréis que dejar un comentario AQUÍ. ¡Animaros a participar!





03 diciembre 2014

Corona de chocolate y mermelada de naranja y CONCURSO




Ya estamos en Diciembre, tenemos las navidades a la vuelta de la esquina y desde hace varias semanas ando dando vueltas a la idea de cómo compartir con vosotros y de una manera especial estas fechas para agradeceros el interés y cariño que me habéis dado desde que empecé el blog.

Nunca he organizado un sorteo, por eso he pensado que sería un buen momento hacerlo ahora para que el azar elija al ganador el 25 de Diciembre, como si de un regalo de Navidad se tratara. 

¿Os preguntaréis en que consiste el premio? En algo muy especial para las personas que disfrutamos con lo que hacemos desde nuestras pequeñas webs y que en muchas ocasiones y por distintos motivos no siempre están como nos gustaría, se trata de un diseño gráfico para vuestro blog.


Cappuccino factory y yo os lo vamos a poner fácil para que podáis hacer realidad el deseo de dar un aire nuevo, bonito y elegante a vuestra web y empecéis el 2015 con un toque totalmente renovado.

El diseño será para Blogger o Wordpress, NO incluirá la realización de un logo, pero SI una cabecera con letra bonita. Para poder participar el blog deberá estar activo y disponible en la plataforma en la que se vaya a realizar el diseño, no puede ser un blog abandonado.

Tan solo necesitamos que nos dejéis un comentario en ésta entrada para poder participar en el concurso, eso es todo, Ninguna condición mas, tan solo os pediría que quién quiera comparta el logo diseñado por Cappuccino factory  a tal efecto, con el fin de llegar a a mas gente. ¡No lo dudéis y  animaros a participar!




Para el relleno de ésta corona he utilizado una excelente mermelada de La mejor naranja que elabora la familia Serra y que es una auténtica delicia, con un punto justo de dulzor  y que hará las delicias a todos los que os animéis a probarlas. 


Corona de chocolate y mermelada de naranja

Ingredientes:

Masa
  • 250 g. Harina de fuerza
  • 50 g. Azúcar moreno
  • 1 Sobre de levadura seca de panadero
  • Ralladura de una naranja
  • 1 Pizca de sal
  • 1 Huevo L a temperatura ambiente
  • 100 ml. Agua tibia
  • 80 g. Mantequilla a temperatura ambiente

Relleno.
  • 80 g. Chocolate negro
  • Azúcar moreno para espolvorear

Brillo
  • 100 ml. Agua
  • 50 g. Azúcar

Elaboración:

Si lo hacemos con un robot, ponemos la harina, el azúcar, la ralladura de naranja y la sal en el bol, mezclamos con una espátula y con el gancho  comenzamos a amasar a velocidad media. Añadimos el huevo y el agua, bajamos la velocidad y seguimos amasando durante 3 minutos.

Pasado este tiempo, añadimos poco a poco la mantequilla hasta de manera que se vaya integrando de una manera homogénea y continuamos amasando durante otros 10 minutos a velocidad baja, hasta obtener una masa lisa y suave.

Engrasamos un bol con un poco de aceite, volcamos la masa, cubrimos con un paño limpio y dejamos reposar una hora y media o dos en un lugar cálido y fuera de corrientes, hasta que doble su volumen.

Espolvoreamos con un poco de harina la encimera, volcamos la masa y estiramos con un rodillo dándole forma rectangular. Si vemos que nos cuesta paramos unos minutos para que se relaje la masa y seguimos a continuación estirándolo.

Una vez conseguido el rectángulo, pasamos a una bandeja de horno que previamente habremos forrado con papel de hornear, pintamos generosamente toda la superficie con la mermelada de naranja dejando 2 centímetros alrededor libres. Añadimos el chocolate cortado en trocitos pequeños y espolvoreamos el azúcar moreno por encima.

A continuación procedemos a enroscar el rectángulo por la parte mas larga, de manera que quede un rulo, cortamos un poco los extremos para igualar y procedemos a cortar el rulo longitudinalmente para seguidamente con éstas dos partes iguales, hacer una trenza con ellas, unimos los extremos para dar forma de rosca. Dejamos reposar 90 minutos tapado con un paño en un sitio cálido.

Pasado éste tiempo, precalentamos el horno a 170º. Introducimos la corona de chocolate y horneamos alrededor de 30 minutos. Unos minutos antes de acabar de hornearse, ponemos el agua y el azúcar en un cazo y dejamos hervir un par de minutos. Una vez horneada la corona, pintamos con el almíbar y dejamos enfriar sobre una rejilla.

01 diciembre 2014

Cordero a la miel con confitura de lombarda




Aunque cada vez me gusta más viajar y conocer la cultura de los paises que visito a través de su gastronomía, las recetas de siempre y que van unidas a nuestra tradición, se han convertido para mi en un verdadero placer a la hora de ponerme el delantal en mi día a día.

El cordero es una de las carnes más sabrosas y tiernas de nuestra gastronomía, culturalmente viene acompañando la historia del hombre desde hace 9.000 años, y dependiendo de su situación geográfica, con sabores de lo más diferentes y variados. Esta receta proviene del mundo árabe instalado durante siglos en nuestro país de ahí la cantidad de matices propios de la cocina de ésta cultura.


En mi casa, el cordero siempre ha estado unido a las celebraciones familiares, desde niña recuerda a mi madre cuando se acercaban éstas fechas, pensando en el menú que preparar en Navidad donde nunca podía faltar el cordero, auténtico manjar entre sus manos, que ella preparaba de mil maneras distintas para disfrute de mis hermanos y mía.

Por eso cuando desde Claudia&Julia me propusieron colaborar con ellos, lo primero que me vino a la memoria fue la cocina de mi madre y el chup-chup de todos sus guisos y ¿qué mejor que una cocotte Le Creuset para conseguir ese chup-chup y esas carnes tan tiernas y sabrosas a fuego lento?

Con ella he vuelto a mis orígenes, he redescubierto un mundo nuevo donde el hierro es el protagonista en mi cocina, es por eso que me encanta cocinar con las cocottes Le Creusetme gusta su diseño, como transmiten el calor a los guisos repartiéndolo de manera uniforme y constante, su versatilidad ya que se adaptan a todo tipo de fuegos incluido el horno, además admiten tanto el lavavajillas como el congelador. En fin... no en vano llevan mas de 80 años fabricándose. ¿Os las vais a perder?





Si queréis ver la receta completa pinchar AQUÍ