18.3.12

Pancakes y mermelada de naranja con nueces

Esta mañana nos hemos levantado con ganas de disfrutar de un desayuno en toda regla aprovechando el puente. Marta, mi hija mayor ha sido la encargada de hacer las tortitas y los niños pequeños han sido los que han decidido qué añadir a la mermelada porque les encantan las nueces. ¡Este es el resultado!

Ingredientes:
Pancakes:
1 Taza de harina
1 ½ de Leche
6 Cucharadas de azúcar
4 Huevos
1 Cucharadita de levadura
1 Pizca de sal
Elaboración:
Batimos todos los ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea y sin grumos y dejamos reposar en la nevera mínimo media hora.

Untamos con mantequilla una sartén y vamos echando con un cazo la mezcla anterior y dando la vuelta cuando veamos que ha cuajado.

Ingredientes:
Mermelada de naranja con nueces:

1 Kilo de naranjas peladas
700 grs. Azúcar
El zumo de un limón
50 grs. Nueces peladas

Elaboración:
Lavamos muy bien las naranjas y las pelamos evitando dejar nada de la parte blanca, tanto en la piel como en la fruta.

 Reservamos la piel de dos de ellas, las cortamos en juliana muy fina y las ponemos a cocer en un cazo, pasados cinco minutos,  retiramos esa agua,  ponemos otra nueva y volvemos a dejar cocer otros cinco minutos, así hasta tres veces para evitar que amargue en exceso. Colamos  y reservamos.

Ponemos a cocer las naranjas que habremos troceado encima de la cazuela donde vayamos a cocinarlas para evitar perder nada de líquido, y añadimos el azúcar, el zumo de limón y la juliana escaldada de las dos naranjas.

Dejamos cocer a fuego lento aproximadamente durante una hora y cuarto, añadiendo las nueces los últimos veinte minutos.

Para conservarla, esterilizamos unos frascos de cristal cociéndolos durante media hora y dejándolos secar boca abajo. Los llenamos con cuidado para no manchar los bordes, los cerramos bien y lo ponemos boca abajo durante veinticuatro horas para conseguir que se haga el vacío.


14.3.12

Solomillo de cerdo con cebolla carmelizada y queso de cabra

Estos solomillos se puede tomar como montadito ó entrante, para lo cual lo único que haremos es hacer los volovanes pequeños, ó como plato principal, usando un cortador de hojaldre y un rulo de cabra más grande.

En este caso yo he hecho de diferentes tamaños.
Ingredientes:
·         1 Plancha de hojaldre fresca de Lidl
·         3 Solomillos de cerdo
·         1 Rulo de queso de cabra
·         3 Cebollas medianas
·         3 Cucharadas azúcar
·         1 Cuchara de miel
·         1 Chorrito de vinagre de Módena


Elaboración:
Para caramelizar la cebolla, lo primero que hacemos es cortarla en juliana y ponerla a ponchar a fuego lento. Cuando veamos que ha blanqueado y esta tierna, echamos el azúcar y la miel y la dejamos cocer unos minutos y añadimos el vinagre de Módena hasta que veamos que ha perdido el liquido y se ha vuelto meloso el conjunto.


Cortamos los solomillos en rodajas gruesas, los salpimentamos y los ponemos en una plancha a hacer, dejándolos solo a medias, pues se terminan de hacer en el horno.



Por otro lado, ponemos el horno a precalentar a 180º mientras cortamos el hojaldre en círculos con un aro de emplatar y lo pinchamos para que no suba demasiado. Cortamos tiras de hojaldre y las pegamos alrededor simplemente uniéndolas a la base para formar el volován.
Horneamos los volovanes y cuando veamos que están medio dorados, colocamos dentro de ellos, la cebolla caramelizada, los solomillos y por último el queso de cabra. Dejamos unos minutos más hasta que el hojaldre esté totalmente hecho.

9.3.12

Tarta de terciopelo rojo

Como otras veces he vuelto a recurrir al blog de Yolanda, Soukitchen del cual soy  una entusiasta seguidora, para hacer esta vistosa y llamativa tarta.

Ingredientes:

·         250 grs. Harina
·         ½ Cucharita de sal
·         15 grs. Cacao puro en polvo (Valor)
·         3 Huevos
·         1 Cucharadita de extracto de vainilla
·         240 grs. Buttermilk
·         Colorante rojo
·         1 Cucharadita de vinagre blanco
·         1 Cucharadita de bicarbonato

Crema de queso:
·         500 grs. Queso cremoso tipo mascarpone, Filadelphia etc
·         500 grs. Nata líquida
·         250 grs. Azúcar
·         Estabilizante de nata
Para decorar:
·         Frambuesas
·         Chocolate blanco rallado


Elaboración:

Como no he encontrado el buttermilk, lo he sustituido por 240 grs. de leche, le he añadido una cucharada sopera de zumo de limón y lo he dejado reposar unos minutos.
Batimos con las varillas eléctricas los huevos con el azúcar alrededor de cinco minutos ó hasta que blanqueen y doblen el volumen,  a continuación añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y seguimos batiendo  e incorporamos el extracto de vainilla.
Tamizamos todos los ingredientes secos, es decir, la harina, la sal, el cacao y agregamos el colorante rojo al buttermilk o al sustituto de éste y removemos bien hasta conseguir un color homogéneo.

Incorporamos en tres veces los ingredientes secos junto con el buttermilk, empezando y terminando por la harina a la mezcla de huevos con azúcar y mantequilla.

 Mezclamos la cucharadita de bicarbonato junto con el vinagre y cuando empiece a burbujear lo añadimos a lo anterior.

Horneamos en horno previamente precalentado a 170º, durante aproximadamente 35 minutos o hasta que al meter un palillo este salga limpio. Dejamos enfriar 5 minutos, desmoldamos y lo ponemos en una rejilla.

Para hacer la crema de queso, montamos la nata con la mitad del azúcar y añadimos el estabilizante para endurecerla. Por otro lado, batimos el queso con el azúcar restante hasta que quede suave. Juntamos con cuidado la nata con el queso y enfriamos en la nevera.

Una vez frio cortamos el bizcocho longitudinalmente en tres discos, los rellenamos de la crema de queso y lo cubrimos totalmente también con ésta. Yo lo he adornado con chocolate blanco rallado y unas frambuesas, pero eso ya va en gustos.