MINI CANNELES BORDELAIS

sábado, 4 de marzo de 2017

Receta de Cannelés Bordelais

Llevaba tiempo esperando la ocasión de estrenar éste molde de mini cannelés  y preparar éstos delicados pastelitos típicos de la región francesa de Burdeos. Se tratan de unos bocados deliciosos donde el crujiente y acaramelado del exterior contrasta con la suavidad y cremosidad del interior. 

Además en éste tamaño mini o de bocado me parecen de lo mas cuco y atractivo, en casa han durado lo justo para hacer las fotos, mis hijos esperaban expectantes a que terminara para lanzarse sobre ellos. Desde luego yo los recomiendo firmemente, son fáciles de preparar y para su elaboración hacen falta muy pocos ingredientes.


En su origen los cannelés se horneaban en moldes de cobre, antes eran difíciles de conseguir, pero ahora con las tiendas online, la verdad puedes encontrarlos con mas facilidad, aunque para que voy a engañarnos, para mi y el uso que les doy, me resultan caros, por eso cuando descubrí este molde de silicona elastomoule me pareció ideal, tiene un formato en el que entran 28 cannelés de bocado y con las cantidades que os doy me han salido alrededor de 40. 


Una cualidad muy importante de éste molde, es que a diferencia de otros, con el no hay que añadir nada en las cavidades para que los cannelés se caramelicen por fuera y presenten ese aspecto dorado tan característico y atractivo.


La masa de los cannelés Bordelais es muy parecida a la de los crepes, quizás la nota mas diferenciadora es que ésta receta debemos preparar la masa con antelación, unas 24 horas antes mínimo y dejarla reposar en nevera... pero no me enrollo mas... vamos a por la receta.



INGREDIENTES:

  • 500 ml. Leche entera
  • 1 Huevo L
  • 2 Yemas
  • 125 g. Harina
  • 250 g. Azúcar
  • 25 g. Mantequilla
  • 1 Vaina de vainilla
  • 1 Chorrito de ron


ELABORACIÓN:

  1. Ponemos la leche con las semillas y la vaina de la vainilla y la mantequilla en un cazo y llevamos a ebullición. Retiramos y dejamos entibiar un poco.
  2. Tamizamos la harina y mezclamos con el azúcar, de ésta manera evitamos los grumos. Batimos el huevo y las yemas.
  3. Volcamos un poco de la leche tibia reservada sobre la harina y el ázucar y removemos para integrar bien los ingredientes.
  4. Seguimos añadiendo el resto de la leche hasta terminar, sin dejar de remover.
  5. Incorporamos los huevos y el ron, una vez bien mezclado todo, guardamos en la nevera 24 horas.
  6. Precalentamos el horno a 220º durante 15 minutos.
  7. Volcamos la masa sobre las cavidades del molde procurando dejar un pequeño espacio en la parte superior.
  8. Horneamos a 220º durante los 15 primeros minutos, pasado éste tiempo bajamos la temperatura a 180º y dejamos cocinar alrededor de 40 minutos mas, dependiendo del horno.


Tan solo desearos que paséis un fin de semana muy feliz y como siempre si os animáis a preparar éstos canneles, por favor, no dudéis en compartirlos conmigo, me hará mucha ilusión... ¡Hasta pronto!


1 comentario

  1. Qué pinta tan buena! Y ese sabor a miel...Tienen que estar espectaculares! Siempre tuve muchas ganas de probarlos, me anoto tu receta guapa.
    Un besote!

    ResponderEliminar