Flores de carnaval

viernes, 24 de febrero de 2017


Receta de flores de carnaval o entroido

Cómo pasa el tiempo... ya tenemos los carnavales encima, aunque yo no soy mucho de ésta celebración, reconozco que durante el tiempo que viví en Galicia pasé muy buenos momentos en éstas fechas y disfruté de lo lindo con los amigos que allí hice.

Antes de ésta etapa de mi vida siempre había oído hablar en España de los archiconocidos carnavales de Cádiz o de Tenerife, pero la verdad que no conocía nada del arraigo popular de ésta celebración en Galicia, tanto es así que  ésta tradición se mantuvo durante la dictadura a pesar de estar prohibida en toda España por su carácter pagano, un periodo donde "don carnal", es la antesala al recogimiento y purificación que impregna al tiempo de cuaresma.


Como comprenderéis después de vivir durante unos cuantos cuantos años el Entroido gallego, no he podido resistirme a publicar ésta receta, junto con las orejas o las filloas, son tan propias de éstas fechas y para las cuales tan sólo necesitaréis comprar el molde de hierro o metal que encontraréis sin dificultad en las ferreterías. La receta no entraña ninguna dificultad, tan solo mezclar los ingredientes y calentar el molde dentro del aceite para que al meterlo en la masa, ésta se adhiera a él. 



Os animo a preparar ésta típica receta de sobra conocida en distintas partes de España, que no entraña mucha dificultad, tan solo tener la precaución de tener muy caliente el molde de metal y controlar la temperatura del aceite para evitar que se nos quemen, ya que ésta  fritura es  rápida.



INGREDIENTES:

  • 325 g. Harina de reposteria
  • 3 Huevos L
  • 500 ml. Leche
  • 1 Chorrito de anís (opcional)
  • Ralladura de un limón y la piel de otro para aromatizar el aceite
  • 1 Pizca de sal
  • Azúcar 
  • Canela
  • Aceite de girasol


ELABORACIÓN:

  1. En un bol ponemos la leche con los huevos, la harina, la pizca de sal, el anís y la ralladura de limón y mezclamos sin introducir demasiado aire, hasta conseguir una masa lisa sin grumos. Reservamos en nevera media hora.
  2. Ponemos una sarten honda a calentar con aceite de girasol y la piel de limón e introducimos el molde de nuestras flores.
  3. Retiramos la piel de limón una vez haya soltado todo su aroma.
  4. Sacamos la masa de la nevera.
  5. Una vez bien caliente el molde lo introducimos en la masa, teniendo cuidado de no cubrirlo todo dejando un centímetro aproximadamente para que las flores se suelten con facilidad.
  6. Introducimos el molde con la masa adherida en el aceite y pasado unos segundo, lo agitamos para soltar la flor.
  7. Dejamos el molde apoyado en el aceite para que no baje de temperatura, mientras doramos por ambos lados nuestra flor.
  8. Repetimos ésta operación hasta terminar con la masa.
  9. Espolvoreamos con azúcar y canela que previamente habremos mezclado.



Tan solo desearos que paséis un buen fin de semana y como siempre espero que disfrutéis de éstos días. ¡Nos vemos pronto!

No hay comentarios

Publicar un comentario