Moussaka

miércoles, 21 de octubre de 2015




Hacía unas cuantas semanas que no publicaba recetas internacionales, por eso no he querido dejar pasar mas tiempo y  me he decidido por ésta moussaka, cuyo origen se sitúa en los Balcanes y en el Medio Oriente, siendo la versión griega la más conocida internacionalmente.

Se trata de un plato muy mediterráneo, delicioso y equilibrado, donde los vegetales como las berenjenas y los tomates junto a la carne, en especial la de cordero, son los protagonistas indiscutibles. Se podría decir que la moussaka  en cierta manera guarda alguna similitud con la lasagna italiana, pero a diferencia de ésta, las placas de pasta son sustituidas por láminas de berenjena.


Se trata de una receta fácil de preparar, con ingredientes al alcance de todos, pero un poco laboriosa, por eso resulta ideal para el fin de semana, si así lo preferís, también podemos tener preparado el relleno con anterioridad con lo que ahorraréis tiempo. También comentaros que como a mis hijos el cordero no les gusta demasiado lo he sustituido por carne de ternera, resultando igualmente deliciosa.


He horneado ésta moussaka en ésta bandeja rectagular Emile Henryque encontraréis en Claudia&Julia que por su diseño elegante y limpio podéis presentar directamente  en la mesa.


MOUSSAKA GRIEGA


INGREDIENTES:


  • 3 Berenjenas
  • 500 g. Carne de ternera picada
  • 1 Cebolla grande
  • 2 Dientes de ajo
  • 300 g. Tomate frito
  • 150 ml. Vino blanco
  • Pimienta negra
  • Tomillo
  • Romero
  • Canela molida
  • Sal 
  • Aceite de oliva virgen
  • Bechamel
  • Queso parmesano rallado

ELABORACIÓN:

Lavamos las berenjenas y las cortamos longitudinalmente con un grosor de medio centímetro, si tenéis una mandolina este el momento ideal para usarla, salamos y ponemos escurrir en un colador alrededor de media hora para que suelten el amargor. Pasado éste tiempo, lavamos, secamos bien y freímos a fuego fuerte. Sacamos las berenjenas y las colocamos en papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Reservamos

En una sartén amplia ponemos un fondo de aceite de oliva, agregamos la cebolla finamente cortada y pochamos. Una vez empiece a dorarse añadimos los dientes de ajo fileteados, dejamos cocinar un minuto y agregamos la carne, previamente salpimentada, el tomillo, el romero y la canela a gusto y dejamos cocinar unos minutos mas sin dejar de remover para que la carne se cocine por todos los lados por igual.

Incorporamos el tomate frito y una vez bien mezclado con el resto de ingredientes, añadimos el vino. Dejamos cocinar unos 20 minutos mas para que se evapore el alcohol y se entremezclen bien los todos los sabores.. Retiramos del fuego.

Precalentamos el horno a 180º mientras procedemos a montar nuestra moussaka. Comenzamos poniendo una base de berenjena en el fondo de una bandeja, procurando que todo quede bien cubierto y sin huecos. Seguidamente colocamos otra capa con la carne previamente preparada. Cubrimos con otra capa de berenjena y así hasta terminar. Por último añadimos la bechamel y el queso parmesano rallado.  Horneamos alrededor de 30 minutos a 180º. ¡Servimos y preparados a disfrutar!




Feliz fin de semana


4 comentarios

  1. Carmen! Qué buena que te ha quedado esta moussaka, un plato que me trae grandes recuerdos de mis amigos griegos que me enseñaron a hacerla y disfrutarla. En casa nos gusta con cordero, pero queda muy bien con ternera también. Felicitaciones a tu hija por las fotos, están preciosas! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu visita y por tu palabras Pamela!!! Un beso

      Eliminar
  2. Me encanta la moussaka griega, es un plato delicioso y muy completo. Yo la preparo diferente pero me animaré a hacer tu versión porque tiene una pinta increíble.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias... si la haces ya me contarás...! Besos

      Eliminar