Ciruelas en almíbar de vino tinto

miércoles, 14 de octubre de 2015


Sigo en modo otoño con recetas de nuestra cocina mas tradicional como éstas ciruelas en vino tinto, que ya hacían nuestras abuelas llenando cada rincón de la casa con aromas de canela, clavo o anís estrellado y que tanto me recuerdan a mi infancia. La de hoy es una receta que podríamos denominar de "fondo de despensa", al igual que las mermeladas, las frutas en almíbar o las conservas, ya que guardadas en frío, mantienen todas su propiedades durante varias semanas.


La receta en sí no tiene mucho misterio, lo que si os recomendaría es que utilicéis unas ciruelas que no estén maduras, sino todo lo contrario tienen que estar tersas y mas bien duras y por supuesto e imprescindible un vino de buena o media calidad, no os conforméis con uno de tetra brick, y los resultados os sorprenderán.


Hace unos días la empresa Recién cogidas tuvo la gentileza de mandarme éstas ciruelas variedad Angeleno, tengo que reconocer que hacía mucho tiempo que no tenía la suerte de probar unas ciruelas tan ricas, tersas y crujientes  a la vez que increíblemente dulces, una delicia directa a la mesa desde árbol, sin pasar por ningún tipo de cámara frigorífica, de ahí que el periodo de poder degustarlas sea limitado. Si tenéis la posibilidad de probarlas, no lo dudéis.


En las fotos Cocotte Evolution Chiffon Pinck Le Creusetno me digáis que no es una absoluta preciosidad que podréis encontrar en Claudia&Julia.

CIRUELAS EN VINO TINTO


INGREDIENTES:


  • 1 Kg. Ciruelas
  • 1 L. Vino tinto de buena calidad
  • 220 g. Azúcar
  • 1 Clavo de olor
  • 1 Palo de canela
  • 1 Anís estrellado
  • Piel de naranja


ELABORACIÓN:

En una cazuela de fondo grueso ponemos el vino, el azúcar, el clavo de olor, la canela, el anís estrellado y la piel de naranja y dejamos hervir a fuego fuerte unos 7 u 8 minutos para que el vino tome todos los aromas de los ingredientes añadidos.

Pasado éste tiempo, lavamos bien las ciruelas y sumergimos en el vino aromatizado, bajamos el fuego y dejamos cocer alrededor de 7 minutos, dependiendo de las ciruelas elegidas, no debemos dejarlas muy blandas o se romperán.

Retiramos las ciruelas del vino y dejamos cocer éste otros 5 minutos más para que el líquido se concentre un poquito más y pierda el alcohol.

Si queremos conservarlas, ponemos las ciruelas en frascos esterilizados previamente, cubrimos con el almíbar de vino, cerramos bien y ponemos el frasco boca abajo para que haga el vacío. Conservamos en un lugar oscuro y seco.



5 comentarios

  1. algunas veces he preparado ciruelas pasas con vino tinto y me han encantado... pero con ciruelas frescas nunca se me había ocurrido, qué rica idea!
    Y este cocotte rosa, me tiene enamorada (y la tengo guardadita por no ensuciarla jejeje).
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Palmira... ¿cómo puedes tener la cocotte guardada? No tengas miedo a usarla, se limpia muy fácil y vuelve a estar nueva, además las cocciones en ella son una pasada, así que ya sabes, ponla a mano y empieza a sacarle partido. Respecto a las ciruelas, te animo a hacerla, procura que sean carnosas y con poco agua para evitar que se deshagan, por lo demás, acompañadas de creme freiche estan de vicio. Un besito guapa

      Eliminar
  2. Un receta de esas que uno debe repetir año a año, no se pueden perder estas delicias! Las fotos me han dejado sin palabras!! Besos preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Pamela!!! Seguro que dónde tu vives hay unas ciruelas excelentes, desde aquí te animo a hacerlas.... y ya me contarás!!! Un beso guapísima!

      Eliminar
  3. Menuda pinta, que ricas !!!! Aparte de las fotos que son increíblemente bonitas. Besos

    ResponderEliminar