Gazpacho andaluz... el de mi casa. De vuelta de Mijas

lunes, 7 de agosto de 2017




Receta de gazpacho andaluz tradicional... el de mi casa

Acaba de empezar agosto y con el mi vuelta a la normalidad, a la rutina... qué rápido han pasado las vacaciones, imagino que muchos de vosotros estáis ahora mismo disfrutando de ellas, deseo que lo paséis estupendamente y volváis con las pilas cargadas y bien descansados.

Aunque cortas, éste año he aprovechado para pasar unos días en Roma, maravillosa ciudad que ya conocía, y que a pesar del calor y la invasión de turistas, siempre resulta una delicia pasear por cada uno de sus rincones y empaparte de su cultura.


De vuelta de Roma, me fui una semana a Mijas, en plena Costa del Sol, donde aproveché para disfrutar del "dolce far niente", completamente relajada y dedicada casi exclusivamente a descansar, a bañarme en el mar,  pasear los pueblos de la serranía malagueña  con sus calles tan pintorescas y coloridas y por supuesto degustar su gastronomía.


Os dejo unas imágenes de éstos últimos días y aprovecho para traeros hoy la receta del gazpacho andaluz tradicional, o por lo menos el de mi casa, que al igual que en muchos otros hogares de éste país sobre todo en Andalucía, con algún toque mas o menos personal, no faltaba nunca en la nevera cuando llegaban los calores del verano.


Todavía tengo en mi memoria  las vacaciones de mi infancia en Huelva, recuerdo  a mi abuela preparando el gazpacho andaluz, como lo hacían antes, majando a mano todos los ingredientes en una tina de barro hasta conseguir una mezcla bien triturada... cómo han cambiado los tiempos, ahora con los robots de cocina en unos pocos minutos lo tenemos listo.


Como ya sabréis se trata de una receta sencilla, humilde, pero totalmente deliciosa, saludable, al alcance todos y que bien fresquito nos hace que la lucha contra el calor sea mucho mas llevadera... además podéis aligerarlo mas reduciendo la cantidad de pan, incluso substituirlo por zanahoria.



INGREDIENTES:

  • 1 Kg. Tomates maduros y bien rojos
  • 1/2 Pimiento rojo
  • 1/2 Pepino
  • 1 Diente de ajo
  • 1 o 2 Rebanadas de pan de miga densa del día anterior
  • 100 ml. Aceite de oliva virgen extra
  • 30 m. Vinagre de vino
  • 1 Cucharadita de sal

ELABORACIÓN:

  1. Ponemos el pan a remojar y una vez empapado, escurrimos y ponemos en un bol con el resto de los ingredientes troceados, es decir los tomates, el pimiento, el pepino y el diente de ajo.
  2. Aderezamos con el aceite, el vinagre y la sal, removemos y trituramos hasta que todo esté bien pasado.
  3. Pasamos por un chino para evitar cualquier resto de piel, probamos y rectificamos de sal, vinagre o aceite si hiciese falta.
  4. Colocamos en la nevera y dejamos enfriar.
  5. Servimos en cuencos o vasos individuales, y si queremos acompañamos con una guarnición de tomate, pimiento y pepino cortados en dados pequeños.


Dependiendo de vuestro gusto, podéis hacer el gazpacho con mas o menos pan o incluso añadir un poco de agua para aligerarlo, pero siempre tomarlo bien fresquito.

Yo utilizo pimiento rojo en lugar de verde para dar un color anaranjado mas intenso porque incluso con tomates rojos hay veces que queda un poco pálido, de ésta manera se intensifica el color. Os animo a no dejar pasar la oportunidad de preparar platos tan arraigados en nuestra cultura, y que nos aportan un sinfín de propiedades beneficiosas.







No hay comentarios

Publicar un comentario