Pain perdú.

lunes, 26 de enero de 2015

El Pain perdú es una receta de aprovechamiento y viene a ser la versión francesa de nuestras torrijas, pero a diferencia de éstas, se elaboran con algún tipo bollería o de masa brioche, como bollos de leche, croissants o incluso como en éste caso, con los restos del roscón de reyes que sobró de las Navidades y que permanecía en el congelador esperando un mejor uso.
Otra característica que diferencia al Pain perdú de nuestras torrijas es la elaboración, mientras éstas últimas se fríen en abundante aceite, las primeras se hacen a la plancha con un poco de mantequilla, como no podía ser de otra manera tratándose de una receta francesa, gracias a esto el aporte calórico es menor.



Si tenéis la suerte de preparar ésta receta en una sartén de hierro mineral  De Buyer, disfrutaréis volviendo a la cocina más pura, sana y natural, ya que está fabricada de modo artesanal, sin productos químicos ni recubrimientos, tan solo una capa de cera de abeja que la protege y ayuda a conseguir una superficie anti adherente. 



¿Por qué renunciar a hacer de un desayuno o una merienda algo mágico y especial en éstos fríos días aprovechando cualquier resto bollería atrasada?  Imagina el momento... el café o té humeando al tiempo que la casa se llena con los aromas de la vainilla y la mantequilla que proceden de la sartén, ¿Os animásis?  Si queréis leer la RECETA PINCHAR AQUÍ.

10 comentarios

  1. Tienen que estar absolutamente deliciosas !!!! Besos

    ResponderEliminar
  2. Madre mía acabo de levitar!!!! la verdad es que no se si por la receta en si o por las fotos. Siempre que paso por aquí me ocurre lo mismo. Son una maravilla!!!
    Lástima que no me quede roscón, porque me ponía ya mismo a hacer tu receta, pero me lo anoto para el futuro y con otra bollería que tenga por ahí y no sepa qué hacer con ella.

    Bss.

    ResponderEliminar
  3. Tem um aspecto divino, fiquei aqui a babar......
    bjs

    ResponderEliminar
  4. Me encanta ver cómo algo que no sabemos qué hacer con él se pueda reutilizar en un plato nuevo delicioso. Me encanta tu receta.

    ResponderEliminar
  5. una delicia comerlas y con esta pinta nadie puede negarse a ellas. q ricas!!!

    ResponderEliminar
  6. Pues casi que me quedo con el pain perdu, porque tanta masa de pan frita me da para atrás... y mira que las torrijas me gustan pero son un pecado mu gordo :)

    ResponderEliminar
  7. Ideal escenificación para una receta tan sencilla pero tan exquisita y con ese nombre tan romántico. Un beso Carmen. Con roscón nunca se me hubiera ocurrido, tiene que tener un aroma...

    ResponderEliminar
  8. Eso en el hipotético caso de que sobre roscón, que en casa eso no ocurre a no ser que estemos enfermos.
    Desde luego tienen una pinta estupenda y las fotos preciosas.
    Besos
    Blanca de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar